Fresas

La gema roja de las frutas

Lo mejor de dos mundos
Lo mejor de dos mundos

La fresa hace gala de sus orígenes por llevar los nombres de América y Europa en su esencia. La fresa que conocemos y nos encanta creció en América del Norte y fue introducida a Europa por los primeros colonos de Virginia, Estados Unidos. Es así como se obtuvieron las primeras, de muchas variedades de fresa, que resultaron ser más grandes y dulces. Su temporada de cosecha va de noviembre a marzo y al ser tan delicadas necesitan una exposición al sol sumamente cuidadosa y un clima cálido como el de las tierras mexicanas para crecer grandes, rojas y sabrosas.

Atractiva dulzura
Atractiva dulzura

Desde su apariencia, una especie de encanto envuelve a las fresas. El atractivo comienza con su color rojo brillante y continua con ese agradable aroma que desprende una fragancia dulce y perfumada. Con una mordida se desencadenan las cualidades con las que las fresas conquistan a cualquiera. Su firmeza, el jugo que liberan y por último, el dulce sabor acompañado de una sutil acidez convierte el paladar en un festín.

Muchas vitaminas
Muchas vitaminas

Es la combinación de los nutrientes que contienen las fresas lo que beneficia tanto a nuestros cuerpos. Basta con saber que su componente más abundante es el agua. Es por eso que sus propiedades diuréticas son ideales para personas que quieran bajar de peso y que tengan tendencia a retener líquidos. Por formar parte de la familia de las berries, también son ricas en antioxidantes y fibra aunque en menor cantidad. Pero el mayor beneficio que tienen las fresas se encuentra en sus vitaminas, como la A, C, B y E, que cuidan la piel, los huesos y los músculos de nuestro cuerpo.

La Fresa FreshKampo

La fruta roja ideal para disfrutar en todo momento y en cualquier lugar.